Mudanza

martes, 10 de noviembre de 2009

Me he mudado, quería cambiar el template y acabé cambiando todo.

Misma dirección, misma nada: http://fugeinrot.wordpress.com

:)

Sobre Ilusiones

viernes, 6 de noviembre de 2009

Si el amor es una ilusión, qué no lo es.

Sobre Burocracia

viernes, 30 de octubre de 2009

Es lamentable caer en la desesperación porque no hemos entregado a tiempo un papel o porque un señor todavía no ha firmado un oficio. Es imperdonable que esas miserias produzcan angustias y, a veces, desgracias. Es metafísicamente escandaloso que causas insignificantes tengan tanta importancia en nuestras vidas. La burocracia -- salvo en paraísos sin duda artificiales-- es esa desproporción, esa alquimia que transforma a un vejete pálido o una cincuentona gelatinosa en personajes decisivos e inevitables. Un universo de reyezuelos, sellos, prosa nauseabunda, cuchicheos equívocos, falsos problemas, reglamentos, pasillos, salas de espera, sillones grasientos, incertidumbre y despotismo.

Crónica Americana (Fragmento)
Alejandro Rossi

Mi discreto regreso al campo de juego

jueves, 29 de octubre de 2009

Mi discreto regreso al béisbol, o mejor dicho mi discreto camino por el béisbol. Mi relación con el rey de los deportes es más o menos ajena, no soy un experto en ningún sentido. Es decir, entiendo las reglas básicas (como de casi cualquier deporte, excepto rugby y ese deporte raro que es una combinación entre rugby, hockey sobre pasto, jai alai, amerciano y soccer). De pequeñito jugaba con mi padre el Bases Loaded 3 para el NES y posteriormente uno muy extraño con droids y chicas droids curvosas que tenían propulsores en los zapatos y brincaban varias decenas de metros para hacer outs, según recuerdo era muy divertido (seguro era horrendo).


Super Baseball 2020, en qué estaban pensando cuando le pusieron 2020, era 1993, esperaban que en 30 años el mundo fuera sustancialmente diferente

Tiempo después tuve mi primer manopla, una bonita Rawling. Eran los tiempos en que uno dejaba la primaria para entrar a la secundaria, jugábamos en parques cercanos a mi casa y ahora que lo pienso, eramos mucha banda beisbolera. No recuerdo haber visto otros niños jugar béisbol por los rumbos, bueno ni fútbol años después (cabe mencionar que un parque lo llenaron de árboles para que no jugáramos y otro apenas se recupera de los intensos partidos dominicales).

Me gustaría saber dónde dejé esa manopla.

Abandoné el deporte que nunca practiqué en forma, esporádicamente salía a pelotear con amigos o íbamos al campo de CU, pero nada serio. Un buen día, en la facultad, se dio la oportunidad de formar un equipo de béisbol. Mi facultad se caracteriza entre muchas cosas por tener un exceso de mujeres y por tanto una falta de hombres que quisieran practicar algún deporte y, mucho menos que quisieran jugar béisbol. Con algunos, ejem, sí, estudiantes de la facultad, logramos formar un equipo. Elegimos uniformes, y puedo presumir que fueron los más bonitos de todas las facultades. Un conjunto gris, con morado (el color de la facultad para los deportes) y vivos en negro. Una nueva manopla fue necesaria, y la elegida fue una Mizuno, compré concha, suspensorio, esas banditas para los antebrazos que no sirven para nada pero dan porte, y guantes para batear. Era todo un beisbolista. Así pasó un poco más de un año, entrenamientos durante la semana, partidos, partidos en Xochimilco, con topos y hoyos. Había topos en los jardines, hacían hoyos y salían saludar. Se acercaba el final de la carrera y los miembros del equipo poco a poco decidieron que eran más importantes sus clases y el equipo se desintegró. Los restantes nos juntamos con restos de otros equipos del STUNAM y después se formó el infame equipo de Los Corsarios (un uniforme dorado amarillo horrendo, que agraciaba una gorra negra con el logo de la Corona). Ese equipo duró poco, y así pasaron mis glorias beisboleras.

Hace poco, Aarón (aka El Mariachi, Wasabi, El Cubo, Raron, Memo, Caballo, etc), nos invitó a jugar de nueva cuenta en la liga maya, algo parecido al béisbol, pero con pelota de softball, y medidas de softball y reglas de softball, pero que yo le digo béisbol. Recuperé mi equipo y me preparé, la semana de mi regreso por alguna razón que no recuerdo no fui a jugar, la mala fortuna me acompañó; me abrieron el coche se robaron mi maleta, que contenía: mi concha y suspensorio, mi camisola número 9, un pantalón, un cinturón, probablemente mis guantes de bateo, y unos tennis adidas muy viejos. Espero que al ratero le aproveche mi concha y se la meta por donde le quepa.

Hace un par de semanas al fin pude ir al campo a jugar, muy divertido. La segunda vuelta fue ayer y espero que dure bastante. Necesito comprar el equipo que el mhdp me robó y que ojalá una enfermedad mortal muy rara y nada transmisible apañe su sistema reproductor.

Ir a jugar béisbol tiene algo diferente, no sé si sea poder platicar tranquilamente en el dogout, preparar el bateo, correr a primera, o en su defecto, regresar a tu lugar con la mirada al suelo, o estar en el jardín central esperando un regalo del cielo y salvar el día.

Pronto, una historia de ficción sobre los umpires, uno de los personajes más interesantes de todo el deporte.

Pura filosofía zen, me cae

martes, 13 de octubre de 2009

Me fui de vacaciones, para mí los viajes tienen algo de catastrófico y liberador. Tengo la fantasía de que al dejar la ciudad de origen, las personas y las cosas que se dejan se comportan de maneras extrañas. Mi percepción no es gratuita, ya que después de varios viajes propios o de conocidos las cosas cambian. He ganado y perdido amores, equipos de fútbol desaparecen, terminan de construir edificios y remodelan otros. No creo que la realidad exista porque la miro, sólo creo que suceden cosas extrañas cuando me ausento. Una parte de mí ansía que al volver, el país no exista más, que mi casa se hubiera incendiado. Lo más triste que ha pasado fue la muerte de un canario.

No se puede hablar de viajes sin mencionar los lugares comunes, esos que dicen que uno aprende, que es bueno tomar perspectiva, que uno crece y madura. Creo que esta vez todo eso aplicó, esta vez, al volver, casi nada cambió (abrieron una farmacia, la cual juraba tardarían meses en inaugurar y pintaron el El Globo más cercano). El cambio, en esta ocasión fue interno, y aprendí un par de cosas muy valiosas: todo, absolutamente todo es posible, y debo ser menos pesado para que todo pase. Pura filosofía zen, me cae.

Sobre el 9-9-09

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Recuerdo el 9-9-99, al menos la fecha. No recuerdo mucho de ese día, recuerdo que estaba en la preparatoria, y recuerdo que me emocionaba mucho la (no) combinación de números. Como pueden bien ver, el 9 es mi número favorito y ha estado presente en muchos momentos importantes de mi vida.

Escuchar a los Beatles siempre me ha parecido un desafío al tiempo. Si los escucho con atención y me dejo llevar parece que el tiempo pasa lento, no ese lento horrible que parece eterno, sino un lento apacible y lejano de todo.

En estos momentos escucho el Remaster del Abbey Road y me está volando la cabeza. Siempre me he preguntado qué sentirían mis padres al escuchar por primera vez estos discos o Pink Floyd o esos grupos que los marcaron (aunque fueran los Teen Tops, no importa), ¿cómo habrá sido? Habrá sido como cuando escuché por primera vez el Ok Computer, o será como ahora que escucho el Remaster y pienso, no mames, que cosa más increíble. Viene mi parte favorita de la música de toda la música: el final de I want you (tormentoso) (silencio) (amanece, después de la tormenta) Here comes the sun... Impresionante, impresionante, impresionante, impresionante, impresionante... Ahí viene el sol.

Tiempo Libre: Trabajo, Tesis y Pintura

domingo, 6 de septiembre de 2009

Me molestan muchas cosas y muchos conceptos estereotipados, tal vez sea por mi naturaleza caótica y confusa y rebelde (ojalá). No soporto las categorizaciones, la división del trabajo, los nombres de los vínculos amorosos, los manuales, las reglas de cortesía, el significación del color, las descripciones ajenas sobre lo que una obra de arte debe hacer sentir, el do-it-yourself (en realidad creo en él, pero no institucionalmente, explicaré más adelante), y el término hobby.

El do-it-yourself y el hobby son una sosería, me parecen una tomada de pelo, atole con el dedo. Resulta que es necesario trabajar para generar ingreso y poder sobrevivir (que replicado al infinito permite el mantenimiento de un sistema económico y social), pero resulta que las personas no estamos hechas para trabajar, nos aburrimos, necesitamos creer que somos divertidos que en algún punto creamos algo. Después de la Segunda Revolución Industrial y con la formación de los sindicatos y la reducción de la jornada de trabajo y el establecimiento de prestaciones para los trabajadores, se reformaron las concepciones de tiempo libre y ocio.

Entonces, tenemos al obrero, oficinista, empleado o trabajador comprometido con su patrón y su familia para ser una persona productiva, lo cual no está tan mal. El problema ocurre con el tiempo libre y el ocio, en el cual uno puede hacer lo que le venga en gana. Tiempo libre no viene de tiempo disponible, viene de libertad en el tiempo, cada "Tiempo" es una posibilidad de libertad.

Sin embargo, generalmente estamos tan embotados con lo que hacemos que el tiempo de no trabajo resulta abrumador. Es entonces que el do-it-yourself y los hobbies hacen su aparición, resultan actividades que sirven para llenar esos vacíos en los que no sabemos que hacer... "Ah, aprenderé a bailar o a tocar la guitarra, construiré un armario, pintaré, saldré de la ciudad, arreglaré la casa, iré al cine, jugaré videojuegos, prepararé una pasta al vino blanco con jitomates deshidratados al sol, con mejillones del mediterraneo (no otros) y un poco de albahaca (de Italia, porque la de México no sabe buena, es muy seca) y demás.

Entonces, algo tan lindo, tan importante, termina siendo un complemento de las horas de trabajo, lo cual me parece deplorable... El hobby y el do-it-yourself generan muchas veces más responsabilidades que gozo, por eso son tan intercambiables y por eso las abandonamos tan fácilmente, o crean vicios y obsesiones y entonces aparentan sentido.

Alguna vez le dije a mis a mis compañeros de trabajo que "trabajo por hobby". Creo que lo entendieron en el sentido económico, yo lo decía por todo lo anterior que acabo de mal explicar.

Todo lo anterior es parte de mi tesis, pronta a ser terminada (finalmente, espero). Hacerla ha sido un verdadero calvario, porque en un principio parecía que estaría muy pronto y por azares del destino (o sea, mi culpa absolutamente) se ha retrasado años, y con años digo años. La tesis, en el fondo, resultó ser una confrontación entre muchas preguntas que he tenido desde mi temprana juventud contrastadas con un "yo futuro" que ahora, en el futuro, no cumplí y creo que en el fondo me alegra.

Mi búsqueda ha incluido (superficialmente): la literatura y la pintura; y más profundamente la Psicología. De esas tres palabras algo bueno saldrá, lo sé muy bien. Al fin entendí que no llevo prisa, la prisa es para aquellos que viven poco tiempo y yo soy un pino Bristlecone.

En la foto, se puede ver mi último ejercicio de pintura.

Orquídeas

Sobre el glamour

lunes, 24 de agosto de 2009

Soy una persona muy impresionable con ciertas cosas, sobre todo con las que me causan conflicto. Es así que los logros de otras personas me parecen de lo más interesante. Deseo hacer cosas semejantes en mi vida, y es cuando el terrible conflicto surge y me siento como una roca.

Es el glamour que encuentro mirando otras vidas, un sueño ajeno que me arrastra a un precipicio al que no acabo de caer y que no termino de sortear.

El pequeño Pío

lunes, 3 de agosto de 2009

El post más largo que haya escrito jamás

I

Los cambios de estaciones me parecen los únicos ciclos reales en este mundo. No importa la fecha del año, el universo (o al menos el sistema solar) sabe muy bien cuando es primavera, deja de ser verano, pasa al otoño y termina el invierno. Al menos, hasta que el planeta cobre lo que le corresponde, nos desaparezca y en unos cuantos miles de años todo vuelta a la normalidad. No hay duda que el estado de ánimo de las personas y por tanto el ambiental (ese que se siente cuando entras a un lugar y con solo estar tres segundos puedes saber que de no ser por ligeras reglas de cortesía dos personas estarían matándose sin dudarlo) cambia con la luz, las nubes, el olor y la temperatura. Particularmente me gusta mucho el verano, me gustan los días con muchos colores. En verano se pueden ver grises, azules, reflejos del cielo sobre el pavimento mojado, tonalidades naranjas, se puede oler la lluvia y casi no hay tierra. Claro, algo malo habría de tener y los encharcamientos y las empapadas siempre serán la contra parte. Disfruto las jacarandas anunciando la primavera. Por donde vivo, tenemos la fortuna de estar rodeados por unos cuantos parquecitos, casi todos ellos tienen jacarandas de a amontones. Lo que suele ser una alfombra verde todo el año, de febrero a mayo se inunda de morado. El otoño por las lunas de octubre y la melancolía que me embarga. Octubre es un mes difícil para mí. Aunque disfruto mucho el frío, no me gusta el frío de diciembre-enero, el sol quema mucho y resulta que soy alérgico al frío-calor que da en esos días. Mi hipótesis señala lo siguiente: mi cuerpo suele ser muy cálido, por lo tanto casi no siento frío, pero al encontrarse en situaciones confusas como las del frío-calor el regulador de temperatura se colapsa y me da una comezón terrible en la espalda, me salen ronchas en la cara y el único remedio que he encontrado para aminorar los síntomas es refrescarme la cara y la espalda con agua fría.

II

Así me pasan los años que comparto con este planeta. Antes de que todo fuera algo, qué estación habrá sido la primera, cómo se estabilizó esto... En fin, el 8 de julio de cada año me llena de gran exaltación ya que es un día antes de mi cumpleaños. Tengo la fortuna de que una persona muy querida cumpla años el 8. En la temprana juventud solíamos festejarlos juntos, moría por ella. Tal vez algunos de mis cumples no los pasé tan bien por querer estar con ella, pero era joven y estaba muuuy enamorado (neh, sólo era muy joven). Fuimos creciendo juntos, tan juntos como nuestra amistad nos lo fue permitiendo. Entramos a la universidad y nuestras vidas se separaron, aún recuerdo con dolor el primer festejo que no lo pasamos juntos. Ese día, mis amigos y yo, preparamos una suerte de mixtape beisbolero, porque al día siguiente (el nueve) teníamos partido de Baseball en el mágico campo de CU representando a la Facultad de Psicología (de mis amigos, sólo yo estudiaba ahí), que a la postre fue uno de los mejores cumpleaños que he tenido. Muchos amigos y chicas (sobretodo chicas ja) fueron a verme y la verdad me lucí como pocas veces lo he hecho en un campo de juego. Después fuimos al Foro Sol, pero había llovido y algo había pasado con los partidos de ese día que no pudimos entrar. En otros años he ido a festejos el ocho de julio y en verdad es raro que sea la fiesta de alguien más y que a las 12:00 a.m. del día siguiente ya sea mi cumpleaños y que me feliciten y no me festejen. Luego llegar a casa a las 2 a.m. y tratar de dormir sabiendo que ya es mi cumpleaños.

III

Este año, nos pasó algo que siempre había querido hacer. Cada vez que escucho historias sobre animales recogidos en la calle, el corazón me da un vuelco y pienso en que al final de cuentas, en algún punto, la gente sí se preocupa por los animales, que en algún punto somos sensibles y empáticos con el dolor ajeno por pequeñito, incomunicable e indescifrable que sea. Mi lugar de trabajo es un trago agridulce. Es una casa hermosa, se rumora que Tin Tan vivió aquí aunque también se dice que sirvió como oficinas de no sé que cosa del PVEM. Es una casona blanca, con un gran jardin en el que conviven ardillas, una higuera, un limón, pinos, una banquita, arbustos y pájaros de muchos tipos. Mi lugar forma parte de una serie de caballerizas de dos o tres bloques. En el cuarto en el que estoy, en el primer piso, convivimos amablemente al rededor de 15 personas distribuidas en dos pares de caballerizas de tal forma que quedan espaldas con espaldas. Mi grupo de trabajo, felizmente asilado del resto del equipo, se encuentra hasta el fondo, dando la espalda a un gran ventanal. Desde el ventanal podemos ver el adoquín del estacionamiento, un pino y juntos criticamos las habilidades de manejo de nuestros compañeros. Mi jefa se sienta a mi derecha. El ocho de julio de este año, como cualquier otra mañana de trabajo mi jefa y yo platicábamos de cualquier cosa cuando ella mira por la ventana algo atorado en las ramas del árbol. Me pregunta que si eso era un pájaro. Al asomarnos por la ventana vimos, que en efecto era un pequeño polluelo. Presumimos que se cayó del nido y quedó atorado de cabeza entre las ramas. Mi jefa lo notó porque vio como otro pájaro, presumiblemente su madre, se acercaba a darle comida y bebida. Tras serias deliberaciones, decidimos que debíamos ir por él.

Justo a lado del cuarto en el que trabajo hay un techito, el cual soporta los ventiladores del aire acondicionado y le da abrigo a los policías y el cuarto del servidor y demás. Para salir hay que hacer contorsiones dignas de un ladrón, no soy una persona excesivamente alta, pero salir por una ventana muy estrecha implica movimientos que no sabía que podía hacer. Salí y traté de alcanzar al pequeñín con la mano. Descubrí dos cosas, resulta que le tengo un poco de miedo a las alturas y me cuesta trabajo agarrar animales. Según yo, era peligroso tomar al ave con las manos. La caca de pájaro al secarse se solidifica y es muy difícil de desprender sin mojarla antes, por lo que no me atreví a despegarlo. Regresé a mi lugar.

La voz se corrió, a tal punto que muchos compañeros colaboraron al rescate y cuidado del ave. Como yo soy un miedoso, uno de los oficiales fue quien bajó al pequeño Pio, yo había mandado a un chico de intendencia por un serrucho (porque era mejor cortar la rama, según yo), Sandra se encargó de limpiar al ave. Érica nos dio un vaso para ponerle agua. Entre Sandra y yo limpiamos lo más posible la patita de Pío, vimos que estaba rota, totalmente inservible. Entre todos decidimos que lo mejor era llevarlo a una veterinaria. Adri y yo corrimos a la veterinaria que está a un lado del SBFRSSJPII (Starbucks Francia Su Santidad Juan Pablo (el caído y recuperado) Segundo; ahí por la estación Francia del Metrobús). La chica que nos atendió nos dijo que no eran especialistas en "fauna silvestre". Sí, hay fauna doméstica y fauna silvestre. En la veterinaria había un perro enorme y divertido, como un abuelo alto alto y viejo viejo. La chica de la veterinaria llamó al experto en fauna silvestre y por lo que escuchamos él recomendó una amputación. Dejamos al Pequeño Pío en las manos expertas y regresamos a las labores. Media hora después lo recogimos y el pobrecito estaba todo atolondrado y con un puntito en su muñoncito. Nos lo entregaron dentro de una caja con hoyos para que pudiera respirar, un bote para el agua y otro con alpiste.

Coloqué al Pequeño Pío en el lugar de mi compañera, que pidió esos días de vacaciones. Todo iba tranquilo hasta que de afuera los que creo son parientes de Pío, comenzaron a hacer un escándalo terrible y el pequeñín respondió a los llamados familiares.

IV

Mientras decidíamos que hacer con Pío, si dejarlo encerrado con la seguridad de que tendría techo y comida con el riesgo de ser olvidado y no poder reintegrarse a su mundo o sacarlo sabiendo que podría morir en cualquier descuido pero bajo el cuidado de sus escandalosos semejantes. Decidimos sacarlo al techito cerca del árbol donde lo encontramos. La que creo que es su madre, no se alejaba de él, cambiamos la caja de lugar tres veces, pensando que se podría caer, que podría darle el sol, que se podría mojar y que finalmente en la noche un gato podría comérselo. Decidí que era mejor atorar la caja entre las gruesas ramas que salían del tronco del árbol donde lo encontramos. Estoicamente Adri sujetada de mi brazo colocó la caja en su lugar.



Encontramos varias complicaciones, Pío decidió varias veces que no era feliz en la caja, por lo que saltó de una gran altura (ca. seis metros), y fue encontrado por los polis y regresado a su hogar temporal. La indicación de la joven veterinaria era inyectarlo cada 12 horas siete días. Logramos hacerlo dos veces en dos días. La última vez que colocamos a Pío en la caja, el ambiente no era muy conveniente en sus alrededores y percibí cierta agresividad por parte de otros pájaros. Salir y entrar por la ventana era un martirio. El lunes siguiente Pío ya no estaba en su caja y nunca más lo volvimos a ver. Adri dice que lo vio comportarse como ave con otros congéneres, de eso tendrá dos semanas. No hemos vuelto a saber de él. Supongo que la naturaleza sabe lo que hace. Si murió o no pudo volar, Pío nos regaló unos momentos de felicidad y comprensión al mundo y a nosotros mismo, y nosotros le regalamos unos días más de vida, un encierro espantoso y galletas.

V

El siguiente listado de hechos está completamente sesgado por mi formación teórica en psicología, además de un antropomorfismo desmedido. No soy experto en etología, desconozco muchas de las conductas de la fauna silvestre, en particular pequeños gorriones y tal vez mucho de lo que pasó fue absoluta interpretación personal. El asunto me conmovió hasta los huesos y es por eso que lo escribo.

Cuando salvamos a Pío de las ramas, puedo jurar que vi muchos pájaros observándonos, desde lo árboles circundantes.

Cuando lo quitábamos y lo colocábamos de nuevo dentro de la caja, puedo jurar que los pájaros se comunicaban entre ellos.

Siempre hubo un pájaro cerca de Pío, sin importar donde lo colocáramos.



Puedo decir que la organización de mis compañeros de trabajo y la de los pájaros me conmovió en el alma. Y aprendí que aunque seas un pájaro, el que no habla Dios no lo escucha.

Según tengo entendido, cuando un pájaro cae del nido, éste ya no es aceptado por sus padres y hasta puede ser asesinado. Además, según entiendo, el olor humano es desagradable para las aves. Extrañamente, Pío fue reclamado, protegido y reintegrado a su comunidad.

On Manhood

miércoles, 29 de julio de 2009

...and somehow, a man I became

iom juledet sameaj

jueves, 9 de julio de 2009

Peanuts

En realidad, a pesar de todo, soy muy fácil de complacer.

De acuerdo con RT y a Lebron6 eso quiere decir feliz cumpleaños en hebreo.

:)

Soy un distraído

lunes, 29 de junio de 2009

El meme que vino de Barcelona por parte de Zero Kelvin.

Soy un hub por Alorza

Habita mi barrio de la blogosfera gente amable y abierta, de la que tiene siempre un piropo a flor de labios. Abundan los intercambios de elogios. “Eres un crack”, “tú sí que eres buena”, “soy tu fan”… De la lista de lindezas que me han sonrojado, una que me han repetido es “eres un hub”. A eso se le llama peloteo geek.

En informática un hub o concentrador es un equipo de redes que permite conectar entre sí otros equipos y retransmite los paquetes que recibe desde cualquiera de ellos a todos los demás. Los hubs han dejado de ser utilizados, debido al gran nivel de colisiones y tráfico de red que propician (vía wikipedia).

Traducido, mis amables amigos consideran que soy una persona que escuha a la red y que pone a persona, ideas y proyectos en relación, mediante el procedimiento de tender enlaces y reenviar la información recibida.

No sé si merezco esta etiqueta, pero me gusta, y quiero llegar a merecerla. Para llegar a ser algo diferente de lo que uno es, el primer paso es decirlo en voz alta: ¡soy un hub! No tengo miedo a generar colisiones y a aumentar el tráfico de la red: de la abundancia y el roce nacen los grandes amores.

Ahora es cuando esto se convierte en un meme. ¿Cada uno de vosotras, qué puede llegar a ser? Decidlo en voz alta. Say the word and you’ll be free!

(Por si no hay voluntarias, envío este meme a mkl, m@k y maripuchi, para empezar por la “m”)

Soy una abeja por Maripuchi

Say the word and you’ll be free – dice Alorza… ¡y se queda tan ancho el tío!

Afirma sin rubor que es un hub, un concentrador, un distribuidor, un conector… después de una serie de elogios frikis donde los haya y de haber meditado sobre el tema.

Para colmo, convierte la reflexión en meme, y nos lo lanza a mkl a m@k y a mí. Vamos, un hub no sé, ¡pero un descarado sin duda!

Vale, pues yo soy una abeja, estoy en el enjambre, participo del zumbido a mi alrededor.

En informática se llama zumbido (buzz) al ruido que se genera en las redes sociales. Toda esa gente hablando de cosas tan interesantes y todos a la vez, que puede ser incomprensible o no…

A veces soy la abeja obrera, permanentemente atenta al sol y al buen tiempo, que hacen que salga en busca de néctar. Otras veces soy la abeja reina, me quedo en mi colmena, me relajo y simplemente escucho al resto del enjambre vibrar.

Lo que tienen los memes es que tienes que esparcirlos al viento, así que presta me dispongo a endosárselo a Carlos Guardián, a Jéssica Fillol y a Chile Logela, para que nos ilustren con su visionaria capacidad de autodefinirse.

Soy un explorador por Carlos Guadián

Partimos de un meme de autodefinición en el que Alorza se identifica con un Hub y Maripuchi con una abeja… Y para definirnos que mejor que hacer una retrospectiva o sencillamente un dibujo de lo que hemos hecho o que hacemos.

El caso es que de pequeño recuerdo cuando jugaba a indios y vaqueros y siempre me pedía hacer de explorador, de igual manera que en las vacaciones que pasaba en Los Olmos siempre me gustó averiguar que había detrás de una piedra o al final de un camino. He recorrido muchos kilómetros solo para ver que hay.

Y para no variar, en Internet no soy demasiado diferente. Me gusta ver que se está generando en Internet. Me gusta encontrar experiencias interesantes de las que poder hablar, compartir y enlazar. Me gusta sorprenderme con una nueva aplicación descubriendo que le hará la vida un poco más cómoda a alguien o sencillamente más interesante. Me gusta perderme en la red y llegar a sítios que no me habría imaginado momentos antes.

En definitiva !Soy un explorador! No tengo miedo a perderme por que se que descubriré nuevos sitios. Me gusta abrir caminos en Internet que lleven a un Hub y que sean recorridos por abejas ^_^

Y como no podía ser de otra manera paso este meme a Zero Kelvin para que nos deleite con uno de sus relatos, a Odilas que pensará y repensará en el tema y me gustaría que Donaire nos diera la visión de si mismo.

Soy 40 Herzios, por Zero Kelvin

Un hub, una abeja y un explorador me preceden. Y yo, ni soy un concentrador de emociones, ni formo parte del enjambre ni mis impulsos están por ir allá adelante, a buscar lo desconocido. Quizás más bien lo contrario, soy un arqueologo de mi mismo. Como aquel que coge las muñecas-caja Matriuskas y las va abriendo una a una para, con desesperación, ver que dentro de ellas no hay sino otra igual de tamaño ligeramente menor. Y sigo en mi empeño hasta encontrar el núcleo, esa caja final, la pequeña, la que tiene que guardar algo que no consigo encontrar.

Leí una vez, en esos libros de autoayuda que tantas veces me he tragado, una teoría sobre las ondas cerebrales. Parece ser que esas ondas, las que emite nuestro cerebro y que indican la actividad del mismo mientras no estemos en el eterno sueño de la muerte, tienen una envolvente. Esa onda envolvente sería nuestra propia consciencia, la que nos daría constancia de existir. Y esa envolvente emite a una frecuencia de 40 Hz.

No deja de ser ciertamente curioso que en el mundo informático nuestros microprocesadores se empeñen en trabajar cada vez a mayor velocidad, hacer más cálculos en menos tiempo, darnos antes las respuestas lógicas y matemáticas. Y que en nuestro cerebro, aquel valor principal, aquel que nos diferencia de un ordenador o de un simio, sea de tan sólo 40 Hz.

Soy 40 Herzios.

Soy un distraído, por rkornhauser

La vida me pasa de largo y no, quiero hacer muchas cosas y no, amo mucha cosas y no. Soy muchas cosas y no, o mejor dicho soy un intento de muchas cosas. Alguna vez me dijeron que hago mejor las cosas "de ladito", es decir siendo "descuidado", sin darme cuenta. Siendo así, las mejores cosas de mi vida han pasado de ladito, han sido caminos y huellas. No veo venir las tormentas, me pregunto qué hubiera pasado si hubiera: estudiado Ingeniería en Sistemas Computacionales, estudiado letras, hecho el examen de admisión al Cenart (Centro Nacional de las Artes), dejado la facultad de Psicología, llamado a esa chica; qué pasaría si tan solo sonriera más... Soy un distraído que pasa por la vida preguntándose por todo, respondiendo pocas veces y hablando fuera de lugar.

He encontrado en la red un punto de encuentro, es como si de pronto todos mis hubiera se conjugaran en una sola posibilidad. A veces me doy cuenta y otras sólo hago lo que puedo, miro, me pregunto, anhelo y paso de largo.

Ya de este lado del Atlántico, invito a Zavet, Sofía, Queque y RT

Un lápiz muy particular

viernes, 26 de junio de 2009

Tengo un lápiz. No tengo idea de como llegó a mis manos, un buen día lo encontré en mi bote de lápices, que tampoco sé bien cómo llegó a mí, al igual que la cajita de plástico que asumo que es para los clips y el bote que sí es para los clips y las tachuelas (con imán y toda la cosa para que se peguen en la parte interior de la tapa).

El lápiz en cuestión no tiene algún tipo de recubrimiento, pero tampoco se ve que lo hayan desnudado para dejarlo en su bonito color madera. Tiene punta en ambos extremos y escribe muy firme y suave. Odio las plumas extrafinas y los lápices menores de 2b. Mi letra es muy fea (dicen) y las plumas y lápices delgados la hacen ver enclenque y puntiaguda. En cambio, las plumas de gel, las plumas fuente y los lápices 2b en adelante me hacen pensar que vivo en esos tiempos en los que presionar demasiado fuerte la punta de la herramienta de escritura sobre el papel significaba algo.

Me gustaba sentir el reverso de las hojas después de tomar dictado, era como leer Braille; hasta que un día me di cuenta que eso era demasiado obsesivo y que debía vivir la vida. Durante mi educación media superior y superior mis apuntes se convirtieron en verdaderos derroches de tinta y grafito. Hacía unas cosas horribles, indescifrables. Fue entonces que decidí usar cuadernos especiales para esos fines, aunque no dejé de dibujar en mis cuadernos de notas. En realidad, casi no tomaba apuntes.

Utilizo un exacto para sacarle punta a todos mis lápices, no me gustan los sacapuntas, como no me gusta el corrector. El corrector es, sin problema, uno de los peores inventos de la historia. Huele horrible, contamina un montón, se ensucia con todo y debido a mi dislexia nunca he sido bueno en usar esos de tirita.

Todo eso para decir que repudio los bolígrafos genéricos, las puntas uniformemente afiladas y los errores uniformemente corregidos.

----------------
Now playing: David Bowie - Speed of Life
via FoxyTunes

Un pequeño retraso

jueves, 25 de junio de 2009

Durante una ríspida discusión con mi madre, sobre lo que siempre discuto con mi madre, salió una pequeña parte del enojo, un velado reclamo sobre la tesis y sobre el matrimonio. Por primera vez en mi vida, en mi casa, mi madre me cuestiona sobre el matrimonio.

¿Casarme? Imposible, al menos en los próximos cinco años. Tengo que hacer muchas cosas antes. Licenciarme, subir de grado, viajar y sobre todas las cosas saber a qué quiero dedicar mi vida.

Curiosamente, después de dicha discusión me sentí como un niño. La mayoría de las veces me siento como tal, por una parte lo disfruto, me gusta la sensación de rebeldía y valemadrismo, lo cual me permite ser medianamente divertido y no tomarme tan en serio (por que todos sabemos que tomarse demasiado en serio es lo peor que puede pasarle a cualquiera). Por otra parte, esa misma sensación me lleva a pensar que soy demasiado infantil, que mucho que lo deseo es ridículo (tan ridículo como pensar que eso es ridículo) y que debería estar preocupado por mis clientes, mis acciones, ponerme de esos zapatos puntiagudos y casarme.

El punto es que me resulta imposible dejar de compararme con los demás y con mi "yo futuro", el resultado siempre es devastador. Siempre voy tarde y cada vez más lejos del futuro (sic). Lo cual nos lleva a la pregunta del millón: "¿qué me detiene?" Me detienen muchas cosas... No, en realidad nada me detiene es sólo que... Inicia oleada interminable de pretextos que pueden ser descartados con argumentos consistentes pero que son ignorados y aminorados con un "pues sí, tienen razón". Y ese es el gran problema, nada me detiene y todo me parece imposible.

Pronto será mi cumpleaños, llego a los 27 y no pude aprender a tocar bien la guitarra. Ando de rebeldón en el trabajo y no me he rebajado la barba (merezco iniciar un movimiento pro la liberación de los artistas reprimidos). Mi meta es tenerla como Gandalf el Blanco, poco a poco me estoy llenando de canas y sabiduría.


La imagen es del PlayStationBlog y está alojada en Flickr
----------------
Now playing: Christopher Bowers-Broadbent - Dance IV
via FoxyTunes

Un escrito con ideas poco originales sobre la tan famosa, preciada y desvirtuada palabra "Revolución"

lunes, 22 de junio de 2009

Aquí estoy pensando sobre cómo fregaos cambiar el mundo. Pequeños actos revolucionarios (intrascendentes), simbolitos muy monos, miradas dulces y sonrisas provocadoras. He decidido no cortarme el pelo en un buen rato y no recortarme la barba, cómo si eso importara.

Es solo el trabajo (el trabajo es solo).

El trabajo que tengo no está del todo mal, es una oficina (mejor dicho, un cuarto de una casa con 15 personas dentro, repartidas en pequeñas caballerizas con dos o tres personas cada una), me ponen a leer y redactar, revisar y cotejar contenidos (lo cual no está del todo mal).

Sabían que existe un Efecto que el que los poco aptos se sienten mucho más capaces de desarrollar una actividad de lo que son en realidad y que los más competentes creen lo contrario. El Efecto Dunning-Krugger (Dunning & Krugger, 1999 en PDF para los clavados).

Mañana iremos vestidos de negro como protesta, no tengo camisas negras, me pondré un sueter; no tengo pantalones negros, solo de vestir, lo cual es terrible. (Me sentí como chica en apuros).

Debería dejar de usar paréntesis para todo.

Sobre Recuerdos

lunes, 15 de junio de 2009

Ah, esas bonitas ideas de que la música nos acompaña durante nuestro recorrido por este mundo, que enmarca momentos, que de todas las artes es la que probablemente más coincidencias provoca... Como no se me ocurre algo más original dejo dos canciones:



Cuando salió Volver a Comenzar recuerdo que estaba pensando algo parecido, como en un viaje hacia los adentros, lo debí haber escrito. Maldición.



A veces siento que ciertos momentos de mi vida no existieron, como si fueran ajenos (enajenados tal vez). Recuerdo y solo logro levantar una gran polvareda de memorias. Me rodea, me empolva y termino más confundido y terroso que antes.


Tengo Todo me recuerda la del Dinosaurio Anacleto de 31 minutos



----------------
Now playing: Keith Jarrett - Bring Back The Time When (If)
via FoxyTunes

Very few things actually get manufactured

jueves, 11 de junio de 2009



Very few things actually get manufactured these days, because in an infinitely large Universe such as, for instance, the one in which we live, most things one possibly imagine, and a lot of things one would rather not, grow somewhere.

Moby Dick

martes, 9 de junio de 2009

No dejo de pensar en esa maldita ballena, en su blancura espectral, en su inmensidad. La encuentro en todas partes.

Moby Dick

El abismo

miércoles, 3 de junio de 2009

Hoy tuve una de esas grandes ideas para pintar algo. No es raro que me ocurra, lo raro es que permanezcan tanto tiempo con esta intensidad: glamour, abismo, pintura, espalda... Intenté llegar a bocetear, pero lo primero que hice fue buscar fotos sobre abismos, encontré unas cuantas que podrían ayudar. Estoy haciendo todo lo posible para evitar que la imagen se pierda o deje de ser tan brillante y es por eso que escribo ahora en lugar de rayar. Si sobrevive unos minutos más, puede que funcione.

Aprovecho para escribir algo, iba a escribir sobre mi insomnio pero creo que lo he superado, la solución fue sencilla: dormir antes de las 12:oo, eso ha regulado mi ciclo de sueño. Iba a llegar a jugar Oblivion, mi nuevo vicio o a hacer tesis, y aquí estoy haciendo tiempo...

Cuando era un jovenzuelo pensaba que el miércoles era el mejor día de la semana, me pasaba todo. Mi vida cambiaba completamente de un miércoles a otro. Chicas, besos frescos, corazones rotos (el mío muchas veces), declaraciones, todo pasaba de una semana a otra. La primera juventud, no fue tan gris como la recordaba, me viene una lluvia de recuerdos, que intenso era. Que espanto.

Luego crecí y los miércoles se hicieron como cualquier día y la vida se las arregló para atacar en cualquier momento.

Miércoles 3 de junio, me enchilé con un aceite de olivo y chile habanero, las vecinas tienen reunión y están fumando, quiere darme gripa, mi abuelo está en coma, no soporto el trabajo, escucho Going Home por los Stones, en mi cama reposan un cuaderno, el tomo dos de the watchmen, un plato de cerámica pintado por mi madre, el ipod, medio cuerpo con las piernas cruzadas (se escuchan risas a lo lejos, se colaron por los audífonos, de qué reirán, dejen de fumar, coño), mis palabras deben pesar lo suficiente y sé que pensando así nunca llegaré a ninguna parte.

Cuando miras el abismo, el abismo te mira de vuelta.

Rosalinda la Vampira

miércoles, 27 de mayo de 2009

Aprendiendo a usar el brushes en el Ipod Touch, Rosalinda la Vampira, inspirado en una figurita de plastilina que vive en donde trabajo

Monstrito

Sobre Rachas

sábado, 23 de mayo de 2009

Cada tanto me dan rachas en las que todo lo que toco se descompone, desarma, alenta y, la nueva modalidad, desaparece.

Ya había notado esta peculiar regularidad, generalmente relacionada con fallas en las computadoras que uso sin importar la propiedad, fallas automotrices y con cualquier aparato en general. Uno de los episodios más fuertes del mal tino fue cuando prendí la TV del cuarto de mis padres y se descompuso. Prender un aparato y que éste se malogre solo por oprimir el botón O/I no es nada grato.

En la racha actual, mi computadora tuvo un corto en la tecla "O", creo que falló porque la limpié; use una de esas toallitas especiales para limpiar cosas electrónicas. Lla computadora del trabajo se puso lenta, se puso idiota mejor dicho. Y la nueva, ayer la grúa se llevó mi auto.

Supongamos que me estacioné en un lugar indebido, lo cual creo que es parcialmente cierto, pago mi multa, mi arrastre y mi derecho de piso. Sin embargo, me estacioné en ese lugar porque Iztaccíhuatl está invadida por franeleros que cobran $20 al día, lo cual multiplicado por cinco por cuatro, nos da $400 al mes. Considero que es un robo disfrazado de un buen trato. Parásitos, eso es lo que son. Mi deber moral me impide encargarles mi auto, pero las ventajas de hacerlo parecen ser muchas. Un ejemplo más de las tantas cosas que hacen que este país no funcione bien.

Extrañamente nunca he descompuesto un celular.

Update

Algo le pasó al ipod touch que la lap no lo reconoce y no me deja formatearlo y el coche no pasó la verificación, que porque el escape está roto, seguramente lo rompió la grua al trasladar amablemene mi auto al corralón.

Update II

Resulta ser que el coche no pasó la verificación porque se rompió no sé que cosa del silenciador, mismo que estaba muy oxidado y en palabras del experto "se estaba rompiendo por dentro".

El Gran Error

lunes, 18 de mayo de 2009

Tratar de escribir sobre lo que te ha detenido toda tu vida y no estar listo para hacerlo.

Tres borradores, resultados nulos.

Pensamientos sobre el día que parecía ser el fin del mundo

lunes, 27 de abril de 2009

La mente es poderosa, muchas mentes son ominosas. México es un país muy particular, la idea de que somos un país surrealista, ahora tan lugar común, fue dicha por Bretón hace casi un siglo. La anécdota cuenta que cuando vino le pidió a unos artesanos que le hicieran una mesa, él la dibujó en perspectiva; los artesanos la construyeron en perspectiva. Una maravilla.

Hoy fue uno de esos días, la lucha más fuerte parece ser no dejarnos contagiar por la influencia de la enfermedad más que de la enfermedad misma. En lo particular me siento casi agripado, casualmente desde el viernes, pero como se puede suponer no estoy enfermo. Personas cercanas me han dicho que sienten algo parecido. Trabajar hoy fue muy complicado, es difícil no dejarse llevar por el tsunami mediático.

Hasta donde he podido ver hay varios tipos de acercamiento a la situación:

  • los que creen que todos son unos paranóicos y que la cosa no es tan grave; con su variante teoría de conspiración.
  • los que creen que todo va a estar bien (basados en creencias personales)
  • los que sienten miedo y están preocupados
  • los irónicos, que no es más que un miedo disfrazado
  • los que no quieren saber demasiado para poder mantener la calma
El listado es arbitrario y no tengo mucha evidencia para comprobarlo, pero me parece que todos compartimos las misma pregunta, ¿es más grave de lo que nos dicen? No dudo que a cada uno de nosotros no haya llegado una versión diferente, totalmente fatalista. Eso no ayuda en nada para mantener la calma y no pasarla tan mal. No está de más obvia invitación de tomar toda información con mesura y exgir citas y fuentes confiables antes de dejarse invadir por el terror.

El odioso chiste sobre qué le dijo México a la influenza se ha hecho viral, México Mágico. Me imagino que el apocalipsis ha de ser mucho peor que lo que ocurrió hoy pero peste, terremotos, vientos salvajes (con un espectacular truene de un transformador) me hicieron desear llegar a casa lo antes posible.

La soya

viernes, 24 de abril de 2009

¿Qué es la soya? ¿Cómo es que algo puede adquirir tantas formas? Sin embargo, no deja de ser una imitación, sin importar lo nutritiva, versátil o práctica, no es carne, no es pollo, no es leche.

Mi padre me ha enseñado muchas cosas aunque casi nunca de una manera directa y clara. Es una combinación entre el papá de Kevin Arnold (el de Los Años Maravillosos) y Clint Eastwood en Gran Torino. Podrán imaginar que es una persona adorable, una vez que entienden su forma. Una de las escasas reflexiones que nos ha compartido de manera abierta trató sobre cómo en ciertos momentos uno tiene que elegir y esa elección es asumida por otros como una alianza.

Lo que quiero decir es que cuando nos vemos forzados a decidir lo hacemos considerando (o así debería ser) la mayor cantidad de variables posibles (es sabido que no lo hacemos bien, y hay toda una rama de la Economía y de la Psicología que se dedica a esto, hasta premios Nobel han dado). Aún no queda muy claro cómo es que elegimos, se sabe que somos muy malos para manejar números, particularmente los porcentajes y relaciones. El problema de esos estudios es que, hasta donde sé, sólo pueden describir la capacidad matemática de las personas ante situaciones confusas. En psicología social se han hecho estudios sobre influencia social y participación, pero no mucho sobre la vinculación con otras personas.

Durante mi estancia en la facultad pasé por muchas áreas y ninguna me parecía del todo acertada. Necesitaba algo que se pudiera aplicar fuera de un laboratorio (sí, ya sé, la ciencia básica busca la solución a todo, aunque no parezca), algo que pudiera responder mis preguntas. ¿Por qué no estudié filosofía? No lo sé bien, alguna extraña mezcla entre miedo y verdadero interés por el cerebro. Durante mi servicio social estudié muchas cosas sobre la toma de decisiones, muy interesante, pero las personas a mi al rededor y yo mismo tomábamos las peores decisiones y entonces pensé: algo no está bien, porqué no aplicamos esto en nuestra vida diaria. A la par tomé esa clase que da mi directora de tesis: Filosofía y Economía y encontré lo que andaba buscando, parcialmente al menos. Me metí en un gran problema, mismo del que no termino de salir.

Se sabe más o menos como nos comportamos en situaciones económicas, se sabe más o menos como elegimos pareja y se sabe más o menos como nos desenvolvemos en un grupo y cómo lograr metas. Lo que no se sabe bien es como hacemos una trama, como es que nos ocurren las cosas. La respuesta no está en filosofía ni en la psicología, está en la literatura (o más abstracto en el arte). ¿Cómo tomar partido si no se tiene la información necesaria para decidir? Al tomar partido por una persona, generalmente se toma partido contra otras (de forma deliberada o accidental). Al ser así, no se pueden aplicar valores de verdad y mentira, no al momento. Todo es cierto, no creo que se pueda decir "viví una mentira", por que entonces cómo podríamos cambiar el significado de lo que nos pasó, cómo podríamos superar adversidades, cómo podríamos aprender. Uno no vive mentiras, uno vive, después contamos la historia, una y otra vez. A diferencia de cualquier narrativa la información que poseemos sobre nosotros mismos y los que nos acontece siempre cambia, aún después de la muerte.

¿Qué es la soya? Es una semilla que se usa para muchas cosas y que no deja de ser soya a pesar de todo.


----------------
Now playing: The Raveonettes - The Heavens
via FoxyTunes

On my way

miércoles, 15 de abril de 2009

Siempre me ha gustado mirar los ojos de las personas. No me gustan las chicas que usan lentes obscuros que cubren la tercera parte de su rostro, cómo saber quienes son. Prefiero que utilicen poco maquillaje aunque me gusta el delineado de los ojos.

Aretes discretos, poca joyería.

Tu vida no es más importante que la mía, no necesitas gritar, a menos de que sea un grito de guerra, de cambio, de revolución.

Hoy hubo un momento en particular, un momento feliz. Me dí cuenta que lograré todo lo que deseo y que estoy en camino.

Naturaleza Muerta

domingo, 12 de abril de 2009

Naturaleza Muerta

Un ejercicio de color y luces

Reflexiones a partir de un Podcast

martes, 7 de abril de 2009

He hecho un podcast, un podcast con un amigo de toda la vida. Hablamos sobre cualquier tontería, té chai, ubuntu, chistes locales y tartamudeos. Hasta ahora sé que al menos cinco personas lo han escuchado y se siente raro (muchas gracias). Los comentarios han sido que no se entiende nada, tal vez por eso no me han dicho algo sobre el contenido. En un impulso de vanidad desmedida puedo decir que me gusta mi voz escuchada en una fuente externa. Si se piensa bien, ese es un fenómeno muy reciente, tal vez por eso la sopresa que nuestras voces nos provocan como especie es tan grande. En el medio natural no existe una forma de escuchar nuestra voz de forma objetiva, mirarnos en el espejo ha sido más bien común, siempre existieron lagos y cristales y el espejo es un invento muy viejo, pero no la grabación y reproducción de sonidos.

En mi historia personal, si es que a alguien le interesa, tengo muchas dudas respecto a mi identidad, debido a que tengo muchos huecos referentes a mi familia paterna, desconozco casi toda la historia. Tengo mitos fundacionales, como que mi bisabuelo tuvo 24 hijos con dos esposas, que mi abuelo quiso salir de Europa mucho antes de la fecha que lo logró pero que perdió el dinero apostando (vease Titanic) y que llegó a México porque las fronteras gringas estaban cerradas, que era zapatero y que la casa de mis abuelos se las vendió el padre de Margo Glantz.

Sin embargo, casi no hablo ni me quejo del lado materno, siendo que también hay cientos de historias inconclusas, cabos sueltos y demás. Lo interesante de mi abuelo es que jugó para el Necaxa, fue suplente de un senador (creo), fue locutor de la XEQK (la hora de México), y por alguna historia interesante acabo administrando dos estaciones de radio en Guerrero.

Poco a poco fui cayendo en esto del 2.0, creo firmemente en que los grupos pueden cambiar su realidad social, en que las sociedades el conocimiento pueden ser el milagro que estamos esperando, que los problemas sociales se resuelven desde los involucrados, en la democracia participativa (diferente de la representativa), que nadie regala la voz, que la influencia es más poderosa que el propio Poder, que el cielo está lleno de Dioses y nuestras vidas de tragedias.

Hay algo que no me termina de gustar de todo esto, cualquiera puede decir cualquier cosa y es muy fácil lograrlo (vaya, hicimos un podcast). ¿Porqué creemos que tenemos algo que decir? ¿Porqué confiar en los que tienen toda la autoridad para decir algo? ¿Porqué la especialización en ciertas áreas parece dar esa autoridad? ¿Es eso conveniente? ¿Necesitamos especialistas?

Me molesta eso de ser un amateur y hacer cosas por hobby, tomada de pelo, atole con el dedo.

Si quieren escuchar, pueden hacerlo acá, si somos amateurs, seremos amateurs de verdad.

L'action

domingo, 29 de marzo de 2009

(Hoy es uno de esos días en los que nada cuadra, nada encaja. Llegué al trabajo temprano, me puse a leer mi correo, noticias, más noticias y comencé mi jornada laboral.

Esta sensación dura algunos días, siendo la mitad del proceso la más intensa, justo ahora. Me comienzan a dar obsesiones sobre mí vida y lo que quiero hacer. Paro, miro a mí alrededor y encuentro que no estoy haciendo lo que quiero, que estoy perdido. Es casi imperceptible el pasar de los días, pero el peso es agobiante.)

Eso lo escribí el viernes, afortunadamente el día acabó antes que yo me terminara ahorcando. Salí a las tres volando como es costumbre, arreglé asuntos de organización pre-concierto, llegué a mi casa, comí mole con pollo y arroz, jugué GTA y luego jugamos carreritas, encuentro, manejar, esperar, movernos, perdernos, encontrarnos, comer, encontrarnos. Caminar, caminar caminar, trotar, trooootar, cooooorrrrreeeeeeeeeer, correr, correr, correr, entrar, buscar, cantar quedito pero lindo, aplaudir, cantar un poquito más fuerte, caminar, esperar, comer, caminar, buscar, no encontrar, esperar, gritar, bailar, escuchar, nudo en la garganta, sorpresa, bailar, bailar, posar, bailar, bailar, cantar fuerte, brecha generacional, regreso. Caminar caminar caminar caminar, manejar, manejar, no caer dormido, manejar, calles cerradas, salida, manejar, manejar, despedida, manejar, dormir...

Muchos verbos, sí, los verbos son correlatos de acciones, los verbos se hacen, se cumplen. Los miedos se cuentan, se describen, adjetivos, subjuntivizar. Faire l'action (y si está mal dicho- escrito, corregidme que se ve bonito en france).

----------------
Now playing: Pearl Jam - Breath And A Scream (Bonus Track)
via FoxyTunes

Protectores (esponjitas, hules, gomas)

lunes, 23 de marzo de 2009

Como un sueño, se me olvidó lo que quería escribir. La idea de la mañana era escribir sobre lo que pasa por la cabeza de alguien que no sabe que escribir. No es que no se tenga que decir, sólo que lo que se me va ocurriendo no tiene duración. Con el tiempo he aprendido a valorar el tiempo de lo que hago. Aunque muchas veces el tiempo me come y me pierde en mi espacio. Qué son cuatro años, cuál es la prisa.

Lo he recordado, iba contar sobre la esponja (hule, goma, protector) de mis audífonos. Resulta que se me perdió hace como dos semanas en el estacionamiento de reconocido café llamado así por el primer oficial de la nave que va tras Moby Dick ubicado muy cerca del ahora infame monumento a JPII. La perdí y pasaron días y un par de semanas. Regreso hoy en comitiva, acompañando a alguien que quería un café. El amabilísimo señor del Valet me alcanza antes de cruzar Insurgentes y me dice algo como esto: "Joven, encontré su gomita (esponja, hule protector), se la tenía aquí guardada."

Mis hábitos tesiles han cambiado, al fin puedo trabajar en mi casa (como ahora, claro), y ya casi no voy al café, y me dio culpa por no ir.

Esos hules (esponjitas, gomas, protectores) pertenecen a ese grupo de cosas que son extremadamente difíciles de perder; ojalá algún día el dinero y las llaves pertenezcan a ese curioso conjunto.

----------------
Now playing: Sonic Youth - Within You Without You
via FoxyTunes

If I Could be...

lunes, 16 de marzo de 2009

No se debe confiar en una banda de rock, ni colocar todas tus expectativas, enojos, rabietas, deseos y sueños en otros. Aunque de no ser así, no habría arte, no habría vínculo y todo estaría perdido.

El primer disco que compré de Radiohead fue el Ok Computer, unos varios meses después de su salida. En esos años pasaban buenos videos en MTV y Paranoid Android tenía buena rotación. No dejaba de escucharlos, eran la bomba. Mi madre, en mi cumpleaños 17 tal vez 18, me regaló el The Bends. No recuerdo bien cuando ni como adquirí el Kid A y el Amnesiac, pero eran ediciones especiales. El Hail to the Thief lo compré el día del lanzamiento, la Universidad. El In Rainbows lo compré en línea, ya trabajando (practicamente un regalo de mi padre, porque no me cobró el uso de su tarjeta).

Soy el peor fan del mundo, mi retentiva musical es terrible, nunca logro aprenderme las letras de las canciones y casi nunca me preparo para los conciertos. Me recuerdo escuchando Fake Plastic Trees en mi primera juventud, y cantaba desgarradoramente if I could be who you wanted... all the time... Diez años después de eso, ayer la canté de otra forma. Una cosa es sentir sin entender del todo; ahora estoy dentro, en my fake plastic life. Otra cosa es entender y sentir. Es como haberla escuchado por primera vez.

all the time.

Sobre más beis

jueves, 12 de marzo de 2009

Está bien está bien, me sulfuré. Es que nunca había ido a un partido de algo de México y se siente refeo verlos perder así, sin ganas, sin corazón... Así que para ser como la prensa deportiva, haré fiesta de la victoria beisbolera de ayer. Y espero, nunca en mi vida volver a ver jugar a alguien algo con tanta indiferencia.

Por cuestiones como estas, nunca podré ser periodista o reportero...

El Meme Rockero

miércoles, 11 de marzo de 2009

Porque York suena a Rock, hago el meme que hace mucho se me encomendó.



Tras el gran éxito de bandas como Underworld, World of Warcraft, World of Goo y Worldmaking, un colectivo de 432 integrantes decidió disolverse y formar muchas pequeñas agrupaciones, conocidias todas ellas como Wonderworld. El lanzamiento masivo de 70 bandas con 6.17142857 miembros cada una atacó los hits parades internacionales haciendo de las radios y tiendas de discos el sueño de todo gran visionario de la política y los negocios, el mismo producto para 70 estereotipos de consumidores. Como era de esperarse, los 70 grupos lejos de crear confusión en sus fans, lograron hacerse de una singularidad tal, que las personas identificaban el Wonderworld del que hablaban por pequeñas inflexiones, imperceptibles para los viejos gruñones que preferían grupos aburridos e individuales como We are the only band with this name o Just like the others, but not the same, pero inequívocas para los admiradores de Wonderworld.

Tras varias semanas de éxito, Wonderworld comienza a tener problemas internos, muchos de sus miembros comienzan a sentir envidia y celos por los otros miembros. Sentimientos infundados, porque nunca supieron a ciencia cierta a que Wonderworld pertenecían. No fue el dinero, no fueron las mujeres, ni la fama. Fue la sensación de sentirse dueños de un mundo en el que no cabían otras 69 maravillas.


Si gustan participar (seguro ya lo hicieron en facebook), las reglas son estas:

Las Reglas.

1. Hit “random”
or click http://en.wikipedia.org/wiki/Special:Random
- The first random wikipedia article you get is the name of your band.

2. Go to "Random Quotations"
or click http://www.quotationspage.com/random.php3
- The last four or five words of the very last quote of the page is the title of your first album.

3. Go to Flickr and click on “explore the last seven days”
or click http://www.flickr.com/explore/interesting/7days
- Third picture, no matter what it is, will be your album cover.

4. Use Paint, photoshop, Power Point or similar to put it all together.

5. Post it.

La creación de este mundo mediante el uso y adecuación de otros elementos fue gracias a:

http://en.wikipedia.org/wiki/Wonderworld_(disambiguation)
http://www.quotationspage.com/quote/1422.html
http://www.flickr.com/photos/pexton/3310917425/

Invito a todo mi blogroll a hacerlo, porque porque porque no tengo más amigos bloggers :( :P

Prometo que el nombre fue el que me salió, no hay truco ni nada.

Mi odio visceral

martes, 10 de marzo de 2009

Es lo malo de las noticias, la internet y de mí; cambio de estado de ánimo muy fácilmente.
México ganó, me siento menos pior. Con lo de la política, sigo igual.

Vamos México

lunes, 9 de marzo de 2009

No puede ser que no seamos buenos para algo, fue el último pensamiento que cruzó por mi mente antes de irme a dormir. La molestia que siento ahora es demasiado grande para guardármela. Algo que debió ser increíble en el sentido positivo, terminó por serlo en el sentido negativo. Por cuestiones de exposición lo separaré en apartados.

I. La Política

1. Entra la banda de guerra al campo, formidablemente ordenados, omnipresencia del Estado Mexicano. Se presenta la bandera y se entona el Toque y el Himno Nacional. Los Símbolos Patrios en perfecta armonía.

2. El lanzamiento de la primera bola corre a cargo de El Secretario Cartens. Nadie en su sano juicio envía en representación suya al Secretario de Hacienda en tiempo de crisis económica (sus declaraciones sobre el futuro económico de este país san tan profundas como un charco lleno de agua). Abucheado terriblemente, sí, buuuuuu, buuuuuu; pero los trapos sucios se lavan en casa. Es un partido de Béisbol trasmitido a nivel mundial, no creo que sea el lugar ni el momento para mostrar desaprobación. Masa, muchedumbre, eso es lo que somos. Abuchear a alguien no mejorará la situación del país, el Secretario llegó y se fue en el Helicóptero Oficial... al menos yo no me siento mejor mexicano, siento vergüenza, tanto por los políticos como por los ciudadanos (si es que a cada grupo le corresponde ese título).

3. Casi al final del juego, Australia logra dar la vuelta y ahora tiene una cómoda ventaja. En la zona roja se puede ver una pequeña comitiva australiana, no más de 20 personas. De pronto, de una parte más alta algún frustrado comienza a lanzar insultos y objetos a las visitas. Obviamente el loco ese fue escoltado e invitado a abandonar el parque... Generalmente, uno no le lanza objetos a otras personas, eso lo pueden hacer los lindos changuitos en Catemaco o en los zoológicos (ah, pero descendemos del mono, se me olvida, mi error de siempre, pensar que somos una especie educada, sensible y compasiva). Vergonzoso, esto es México, está lleno de gente, todos somos gente.

II. El Partido

No llegamos a tiempo para el partido de Cuba vs. Sudáfrica, pero nos encontramos parte de la fanaticada cubana (mi mundo es tan pequeño que nunca había visto a tantos cubanos juntos), gente muy divertida y de fiesta. Fue cuando me cayó el veinte, esto es un Mundial, que emoción. ¡Que bueno que estamos aquí! Pudimos acceder a nuestros lugares hasta pasadas las cinco, pero la espera no fue tan desastrosa, tal vez faltaron lugares con sombra, pero estaba el Festival ese en el que hubo concierto, chicas Tecate, víveres y cosas curiosas que ver. La cochinita pibil podría salvarme de un ataque de nervios.

No hablaré demasiado del partido, me gusta el béisbol, pero disto mucho de ser un experto y no domino demasiado el juego en cuanto a las estrategias, pero sí sé que NO se roba tercera base sin outs sin mandar a robar segunda, pues eso pasó como en la tercera entrada, salió el out y el ánimo se fue por los suelos.

Después de eso, México anotó y logró colgar un par de ceros. Confieso que salí por unos minutos a socializar y comprar más tacos, pero cuando regresé la cosa iba 7-7 y justo antes de volver a mi lugar Australia dio la vuelta. Lo que ocurrió después entra a mi recién inaugurada categoría: "el peor momento deportivo en toda mi vida"; y vaya que he tenido malos momentos, pero ninguno se compara con esto. Es más, ni perder en penales se ha sentido tan mal. Un 17-7, un Knock Out (o lo que es lo mismo, este partido está tan jodidamente decidido que no tiene sentido continuar porque lo más probable es que recibas más carreras y no logres siquiera acercarte un poco).

III. Conclusión

Se puede perder, es parte del juego, pero no se puede perder de esta forma. Es cierto que México no tuvo buen picheo, pero no era para tanto. Una vez más la moral se fue para abajo, y no alcanzó para evitar que el estadio se vaciara casi en su totalidad antes de la octava entrada, ni para decir que buen juego o para sentirse orgulloso de una selección. No, todo lo contrario, me siento insultado y ofendido.

Ya sé que hay cientos de estudios sobre la psicología del mexicano y todas es farfulladas. Ya sabemos como somos, lo fundamental es cómo cambiarnos.

Tiempo

viernes, 6 de marzo de 2009

Tomaré tiempo
como ave en vuelo
miro al cielo

300

No celebré mi entrada 300. Esta es la 304



(Aclaro, no me gustó 300, no creo que sea una gran película y su gran arte visual me hartó a los tres segundos)

Fighting Against Self-gravity

jueves, 5 de marzo de 2009

La gravedad es lo que nos mantiene juntos, es uno de esos fenómenos fundamentales que hace que todo funcione. Le da fuerza y forma a nuestros músculos y huesos, hace que todas las máquinas funcionen de la forma en la que lo hacen. No soy experto en física, pero me suena a que es la ley que hace que todo tenga sentido.

Esa fuente de sentido físico es la misma que puede arrasar cono todo lo que se le aproxima (entendido como agujero negro). No importa cuanta luz irradies, el hoyo se la tragará toda. ¿Se puede ser fuente y abismo a la vez?

Preparando el Meme

lunes, 2 de marzo de 2009

Estoy en los preparativos del meme al que me invitó York (aka El Meme que todos mis Amigos de Facebook están haciendo y que nadie me ha invitado, pero el buen York me convida a hacerlo vía blog).

La frase que encontré vale bien la pena ponerla completita.

In science one tries to tell people, in such a way as to be understood by everyone, something that no one ever knew before. But in poetry, it's the exact opposite.

Paul Dirac

Por supuesto que no es necesario poner un link a wikipedia para saber quien era Paul Dirac, yo no lo hice, en absoluto...

La Belleza no Espera/Pare de Sufrir

sábado, 28 de febrero de 2009

Un par de fotos

La Belleza no Espera

Pare de Sufrir

----------------
Now playing: Eric Dolphy - Far Cry
via FoxyTunes

Absolutos

jueves, 26 de febrero de 2009

El problema de utilizar absolutos:

Jamás
J-amas
J-aimais
J'aimais

Meme Cuatro

domingo, 22 de febrero de 2009

En respuesta al Meme de la Lic. @Anduaga del día 17 de febrero del corriente presento mi fotografía:



Esta vergüenza de foto ocurrió durante el primer cuatrimestre de 2007. No recuerdo si fue en abril o mayo. Estoy en el antes cuarto de Lore, ahora cuarto de juego/cuarto de los bebos.

El puente del cinco de febrero o cinco de mayo (que memoria la mía), adquirí el Wii y nos la pasábamos jugando horas. En la foto se puede ver la feliz caja del Wii Play, unas velas, un tontín, un 26 (que ahora tiene otro sentido debido a que es mi edad actual), una carta que no nos incumbe y un yo con el pelo largo muy largo. Una de las ventajas de mi trabajo, como lo he dicho cientos de veces, es que puedo ir básicamente como quiera siempre y cuando no sea descaradamente fachoso... No entiendo como no me dijeron nada por traer esos pelos.

Jugábamos Marvel y la foto fue de las primeras que mi celular de ese entonces tomó. Justo ese día me lo entregaron y fue importante porque hice el cambio de plan y comencé a pagarlo con el sudor de mi frente.

Y la maldición del Meme va para:

Letty (por sus nuevas y recientes visitas, no es castigo, lo juro)
Aline (porque es amor)
Elsa (porque es el futuro)
Andrea (porque me gustaría que cuando regrese sea gracias a mí)


1. Go to the 4th folder in your computer where you store your pictures.
2. Pick the 4th picture in that folder.
3. Explain the picture.
4. Tag 4 people to do the same!

Escrito en partes II (El Lenguaje)

martes, 17 de febrero de 2009

He intentado escribir esto varias veces, espero lograrlo ahora.

El lenguaje es poder
El lenguaje es posibilidad
El lenguaje es límite
El lenguaje crea
El lenguaje reprime
El lenguaje construye
El lenguaje destruye

¿Porqué muchas personas quieren ser escritores? ¿Porqué el arte da tanto estatus? ¿Porqué queremos parecer expertos? ¿Porqué nos gusta el placer? ¿Porqué el amor es trágico?

Quien tiene la última palabra tiene el poder. El poder no tiene palabra.

Desde que descubrí que me gusta escribir me topé con una gran limitación personal, no quería ser un fanfarrón, quería que lo que hiciera fuera Bueno, bueno como todos los que me gustan (o sea, me aterra la crítica, me aterra el placer, me aterra exponerme, me aterra poder lograrlo), el asunto que me limité en mi búsqueda y en mi quehacer. Eso mismo, me ha permitido observar ciertas cosas sobre el lenguaje y particularmente sobre el idioma y más particularmente sobre la expresión escrita.

Esto mismo ocurre con la psicología, el campo de estudio es tan cotidiano, de uso común que pareciera que todos podemos opinar y juzgar sobre: lo que hacen otros, lo que sienten, lo que deciden, lo que erran; cuando en realidad no tenemos la más remota idea de lo que ocurre. Al igual con el idioma, es de uso común y todos sabemos usarlo (en teoría) y conocemos sus reglas (en práctica) y no deja de sorprendernos sus reglas. Nos creemos expertos en lo que no somos y entonces nos disfrazamos con la expertez necesaria para criticar el estilo, la intención, la sintaxis, la ortografía, el contenido tácito, las figuras, la ideología, la inteligencia y buen juicio de nuestro colega/compañero; comienzan acaloradísimas discusiones sobre el uso correcto de las palabras y el orden de las mismas, sus declinaciones, reglas, casos, relaciones y demás; finalmente el que triunfa demuesta conocimiento, gallardía y tiene un brillo que el resto anhela y envidia.

Me intriga saber porqué apasiona tanto el uso correcto del idioma; tal vez lo intangible no es tan intangible, a final de cuentas el mundo se construye con lenguaje, y parece ser que el que tiene mejor lenguaje construye mejores mundos... Eso pareciera, pero el lenguaje se resbala entre los dedos, se comunica con otros y para otros, es esquivo y receloso, dice más cuando queremos decir menos, confunde, hace cuatros, encarcela y libera y nosotros... seguimos contando la cantidad de palabras que conocemos.

No, aún no lo logro escribir como quiero, pero me acerco.

Escrito en partes I (El trabajo)

Algo pasa en el trabajo que me están poniendo de un humor detestable. Salgo de mi reducido lugar y mi estado de ánimo cambia. Se rumoran poderes sobrenaturales, yo digo que son poderes afectivos. Se tiene que ser muy inteligente para transformar los círculos de poder para en círculos de influencia.

Afortunadamente estoy del lado de la influencia y no del poder, así que podremos cambiar las cosas.

Escrito en partes III (Los ladrones)

Estoy de un humor de los mil diablos, tengo la molestia alojada en mi estómago. Nada me complace, nada me alegra, todo me parece deplorable.

Lo anterior fue escrito hace cuatro horas, ahora me siento mejor.

-----

La información es poder, pero se podría decir mejor, el conocimiento es poder, lo cual nos lleva a el lenguaje es poder.

-----

Eso fue escrito hace tres horas, ahora estoy muy enojado. Los muy hijos de puta abrieron mi auto, daños: se llevaron la caja del estereo sin carátula, puerta izquierda descuadrada y marco superior de la misma disimuladamente abollada. ¿Qué hacer? Lo primero es arreglar ambas puertas (pues es mi segunda experiencia del tipo, aunque la primera fue más escandalosa, aunque no se llevaron nada). Los hijos de puta husmearon en mi guantera y como es de esperarse los muy hijos de puta no encontraron nada de interés, aunque creo que les molestó encontrar un estuche de lentes vacío. No se llevan las bocinas y eso no lo entiendo.


------

El romanticismo es mero sentido común.

Mi analógico ser

martes, 10 de febrero de 2009

Muchas veces me siento como un ente transparente, tornasolado. Una suerte de fantasma o espíritu que no puede asirse de las cosas y personas que ama, pero como cualquier espíritu, logra hacerse presente en forma de sombras y ruidos en la obscuridad.

En una época en que el futuro será digital, encuentro consuelo y esperanza en mi analógico ser.

La sombra de una duda

domingo, 8 de febrero de 2009

Algo me ha perseguido durante un buen rato, pensar que soy un estereotipo y saber qué estereotipo soy. Si los estudios de mercado clasifican a las personas en grupos y ayudan al diseño de campañas para que gente como yo les compre sus productos, entonces ¿qué es la gente como yo? ¿Yo soy como algo?

Una amiga me dice todo el tiempo, "sí, le gustan como tú." Siempre le pregunto a que se refiere con "como tú", pero nunca he obtenido una respuesta satisfactoria.

----------------
Now playing: Queen - Somebody To Love
via FoxyTunes

3 de febrero del 2009

martes, 3 de febrero de 2009

Hoy vi las primeras jacarandas del año.

There is a blue ribbon at the end of the line

domingo, 1 de febrero de 2009

Hace no tantos años, pero algunos ya, descubrí que escribiendo me expresaba mejor que de cualquier otra forma. Mi voz era queda, mi cuerpo encorvado. Encontré en la velocidad de mis dedos al teclear la oportunidad para decir lo que tenía que decir, es sabido que se piensa mejor cuando se escribe, se tiene la oportunidad de leerse, de leerse en voz alta. De estructurar y cambiar, de hacer juegos de palabras, de mirar lo que se escribe como cuando se toca un instrumento y los ruidos, porque yo para la música no más no, surgen de él.

Hace diez años tenía una especie de diario, me quejaba de todo; no, no de todo: de chicas, la escuela, el sistema y mis padres. Me gustaba año nuevo, siempre me daba inspiración (seguro la misma que le da a todo mundo). En esos mismos años me dio por dibujar en todos mis cuadernos, cosa que no he dejado de hacer. Hacía unas cosas graffiteras refeitas y súper intensas. Era lo que ahora se le llamaría un emo, solo que sin el fleco, la ropa pegada y la música del género. Se me podía ver caminando sin rumbo, escuchando discos y leyendo sentado en cualquier rincón. Confieso que siempre busqué amigos, pero me fue muy difícil obtenerlos, pero algunas personas muy queridas por mí han logrado tenerme mucha paciencia desde entonces.

Me gustaban las clases de inglés de la preparatoria, eran básciamante de literatura y particularmente en una de ellas, una pena que no recuerde el nombre del profesor (pero si recuerdo haberlo visto pasar una noche afuera de mi casa). Nos ponía a escribir versos utilizando recursos literarios, recuerdo haber escrito lo mejor de la clase. No recuerdo el poema y lo perdí, pero la imagen me es muy fácil de evocar. Decir que era el mejor de la clase no es un gran mértio, considerando el tipo de compañeros que tenía, pero es de los momentos literarios que mayor alegría me han dado.

Entonces, escribía como podía y cuanto podía y realmente nunca me interesó eso de la publicada; sigo creyendo que soy bastante mediocre, no puedo acabar lo que empiezo, mis diálogos son peores que los de cualquier película nacional, aunque estoy seguro que son buenas ideas.

Sin embargo lo sigo haciendo, sigo escribiendo, sin tener rumbo, sin tener la más mínima idea de lo que voy a hacer con todo esto. En realidad hay dos opciones: hacerme un amargado lector empedernido o tratar de moverme y buscarme clases y contactos y terminarlo todo.

Es un mundo cruel el que formamos con las palabras, afortunadamente las palabras y significados cambian. En esos años pensaba que la realidad era una y total y predestinada. Diez años después, casi al concluir mi tesis de Creación de Mundos y preparándome para confrontar los temores de toda mi vida, me siento bien y me siento fuerte.

Ahora que no tengo que escribir

jueves, 29 de enero de 2009

A mi izquierda puedo ver bastantes ventanas, un ciento mínimo. Esas ventanas forman parte de paredes, paredes que forman cuartos, cuartos que forman departamentos y departamentos que forman edificios. Edificios que forman calles, calles que forman cuadras, colonias, delegaciones y así.



Un ejercicio viejo y ocioso, pero me divierte mucho ahora que no tengo que escribir.

Describing Planes and Expanding Hyperspheres

martes, 27 de enero de 2009

Desde ayer percibo algo raro en el trabajo, algún malestar oculto.

El ambiente anda muy supersticioso, como si alguien tuviera poderes especiales.

Me siento incómodo y agobiado, cuando no hay razones para estarlo.

Hoy me siento como una sinfonía de Glenn Branca.

Me gustaría conocer a alguien con poderes especiales y que me contara esas cosas lejanas.

Me da miedo pensar que tal vez eso se cumpla, todo se caería.

Como sinfonía de Glenn Branca

El arte de hablar sobre lo que no se es

lunes, 26 de enero de 2009

Sin duda a todos nos gusta hablar sobre lo que las personas que admiramos hacen, tomamos sus obras como ejemplos a seguir, debatimos con otros sobre la importancia de sus trabajos, nos aferramos tanto a ellos que si alguien se atreve a criticarlos nos ofendemos como si hablaran de nuestra familia.

Y no es extraño escuchar críticas muy acertadas sobre películas, directores, actores, discos, canciones, libros, poemas, frases, filósofos, deportistas, políticos o cualquier Cosa que exista en este pequeño mundo del hombre. Esta libertad de opinión me preocupa, no por el hecho de usarla o limitarla de alguna forma. Es ese sonsonete de experto, esa despreocupación por despedazar o alabar lo que ha tomado años, sufrimientos, reflexiones y demás sulfataciones que cualquier persona deba pasar para terminar algo.

Aún así, aún sabiendo de lo que se habla (o no sabiéndolo) se sigue de este lado, del lado espectador que a veces llega a ser (re)creador. ¿A cuántos no nos gustaría estar del otro lado? En lo personal, no hay cosa que desee más en este mundo.

----------------
Now playing: The Cure - Doing The Unstuck
via FoxyTunes

Bothred

miércoles, 21 de enero de 2009



Både

The Good Night

martes, 20 de enero de 2009

Vi una peli muy mala el domingo a pesar de que tiene muchos elementos que me podrían llevar al gusto eso no pasó, la historia está muy mal contada. Pero de todo lo malo a veces se encuentran cosas buenas y tal vez andaba de creativo y pensaba muchas cosas mientras la veía. No la recomiendo (aunque hay participaciones especiales, el reparto no es malo, trata de sueños, música, cambios de vida, toma de decisiones, y la herramienta que más odio que hace que toda historia cuadre, y no la vi venir y me avergüenzo de ello).
........

All you have to do is say goodbye.


Sobre Almohadas (derribando prejuicios)

lunes, 19 de enero de 2009

Durante años había preferido usar sólo una almohada para cualquier actividad realizable en mi cama. Hubo un tiempo en el que utilicé un respaldo, pero era muy incómodo y tenía que cambiarlo para dormir. Mi búsqueda se centró en utilizar una almohada que funcionara como respaldo y como seguro soporte onírico.

La qué más recuerdo era una hecha con retazos, calcetines viejos y cosas semejantes, era lo suficientemente dura como para resistir mi espalda y lo suficientemente blanda para cobijar mi encéfalo, pero un buen día dejó de ser cómoda y tuve que cambiar. La sustituta fue difícil de encontrar, una bonita almohada anatómica, dura como me gustan, alta y moldeable. Muchos años viví así, hasta la convalencia reciente; era demasiado chica y mi abdomen no daba para ciertas posturas. Mi padre utiliza una señora almohadota para estar recostado y ver la TV, misma que ocupé en su ausencia, pero es demasiado grande para la cuevita que tengo por cama, así que cuando estuve mejor, se me ocurrió utilizar una de las almohadas que le pedí a mi madre que comprara antes del viaje. El resultado: increíble, la conjunción entre la almohada dura y la almohada pachona es lo más cómodo que me ha pasado en la vida, me recuesto para leer y estar en la lap y duermo como nunca.

Lamento que hayan tenido que pasar tantos años para derribar aquel prejuicio.

Sobre la melancolía de tiempos mejores

jueves, 15 de enero de 2009

El martes y miércoles hice algo que hacía mucho no hacía, dos días consecutivos, debería estar feliz por haberlo realizado, pero no, ambas ocasiones terminé sumido en una melancolía profunda.

El martes fui a Tower Records, me dieron ganas de comprarme un disco. Uno de mis mayores problemas en la vida es que soy malo decidiendo, me empiezo a llenar de opciones y consecuencias que termino enredado como en un nudo marinero, la angustia es tal que termino por salirme de las tiendas con las manos vacías. Así que esta vez me dije, agarra el primero que te guste y no veas más opciones ($200 como máximo, por supuesto).

No tenía idea de que comprar, pero confiaba en la buena fortuna. Ya había notado la escasez de discos en las tiendas y el cambio de giro de las mismas, pero lo del martes fue triste con ganas. Los estantes son cada vez más pequeños y cada vez están más vacíos, las listas de precios, peores que las listas de calificaciones, diminutas e inaccesibles. No encontré nada interesante en la sección de rock y lo que me llamaba la atención no bajaba de $300 (la edición especial del Odeley de Beck más de $600, seguro me la compro).

Decidí ir a la ahora paupérrima sección de jazz, afortunadamente encontré un buen precio, Duke Ellington y John Coltrane. Lo compré.

Ayer miércoles, fui a Gandhi de Coyoacán y resultó que había más variedad que en la tienda especializada, compré un disco doble a $99 (ese concierto de James del 2001). Así sí. En el piso de arriba venden libros, total que quería regalar uno, y me encontré con tres cosas:
  1. Muy pocos libros
  2. Autores de moda que no conozco (se siente como estar solo rodeado de muchas personas)
  3. Gente muy muy joven, me sentí como un experto en el tema, eso es malo
Al pagar, me di cuenta que en la caja ya no hay discos, ni series ni nada de eso, ahora están llenas de cajas de regalo y agendas.

Apoyo mucho la distribución digital (comprada, sí, por supuesto), pero amo comprar discos, me gusta ver mis torres de discos y todos los que ya no caben, leer los booklets y mirar las fotos.,y por alguna razón leer los agradecimientos. Prefiero la posibilidad de no saber que comprar a la imposibilidad de elegir por el precio y la falta de variedad.

Hace como diez años comenzó una moda muy interesante (no, no hablo de los the best of..., ni del p2p), comenzaron a salir cajas de todo, que la de Pink Floyd, que la de Metallica, que la de Nirvana, que la de Björk, que las obras completas de Bach, la de Miles Davis o la de John Coltrane. Muy caras, pero estaban muy bien y había un gran valor agregado. Uno entraba a las tiendas de discos y estaban colocadas en casi altaraes, donde uno se acercaba y admiraba la grandeza de la música. Ahora, un disco normal te lo venden como si fuera una reliquia.

----------------
Now playing: John Coltrane - In a Sentimental Mood
via FoxyTunes

Love Compared

martes, 13 de enero de 2009

Love Compared

I do not resemble your other lovers, my lady
should another give you a cloud
I give you rain
Should he give you a lantern, I
will give you the moon
Should he give you a branch
I will give you the trees
And if another gives you a ship
I shall give you the journey.

Nizar Qabbani

Good Time

lunes, 12 de enero de 2009

En mi gustada sección canciones ponedebuenas:



Some people want to burn the world with their greed
We just want to have a good time

Mi vida actual en párrafos

domingo, 11 de enero de 2009

Siempre que tengo ganas de escribir en este lugar pienso en muchos temas distintos, pero cuando se abre la ventana donde uno escribe, siempre me salta otra idea y es sobre lo que generalmente escribo.

Mi vida ahora es un tanto diferente, paso mucho tiempo en casa, estos días han sido interesantes, la he pasado bien en soledad, lo que me lleva a pensar, tal vez sea tiempo de cambiar de hogar, a mi hogar. Aún tengo un par de asuntos pendientes antes de pensar en salirme, uno de ellos está ahora mismo en el Word y el otro seguirá cuando acabe lo que ahora escribo en Word.

Creo que lo más importante de mi operación fue que pude resolverla por mi cuenta, no me refiero a que mis padres me llevaran al hospital, ni que mi tía viniera a verme en los días de mayor depresión.

Mi umbral del dolor ha subido tanto que yo mismo estoy sorprendido, cualquier cosita comparada con el dolor de pecho de ese día me parece insignificante.

Tengo muchas ganas de jugar fútbol, me preocupa el equipo, creo que ahora sí está en las últimas, una pena en verdad. No podré estrenar mis guantes nuevos.

Me dio infinita tristeza estar en el preoperatorio, pero creo que en algún punto perdí un poquito de timidez.

Shyness can stop you from doing all the things in life you would like to

So, if there's something you like to try, ask me, how could I say no.

Ask me, ask me, ask me, ask me, ask me...

It's the bomb that will bring us together.

----------------
Now playing: The Smiths - Ask [Live]
via FoxyTunes

My love

miércoles, 7 de enero de 2009

My love


If my love was a building, it would look like this.

¿Para qué?

Puedo decir que y como; intentar un cuando, inventarme miles de por que, pero cuando se trata de un para qué, siento algo parecido a esto:

I'm a dog chasing cars... I wouldn't
know what to do with one if I caught
it. I just do things. I'm just the
wrench in the gears. I hate plans.
Yours, theirs, everyone's. Maroni
has plans. Gordon has plans.
Schemers trying to control their
worlds. I'm not a schemer, I show
the schemers how pathetic their
attempts to control things really
are. So when I say that you and your
girlfriend was nothing personal, you
know I'm telling the truth...
Jonathan Nolan & Christopher Nolan (The Dark Knight)

Conozca México

martes, 6 de enero de 2009

Me prometí escribir mucho este año, así que auguro muchos posts sin sentido ni motivos aparentes, afortunadamente este no es el caso.

En mi gustada sección de quejas contra los medios de comunicación, externo la siguiente queja. Si han tenido la suerte de ir al cine en las últimas semanas , han tenido la mala suerte de ver un anuncio de "Conozca México" de la Secretaría de Turismo. En general me gustan los anuncios que nos invitan a visitar lugares, ingenian bonitos logos, slogans horribles nada pegajosos e imágenes cinematográficas exaltando los lugares interesantes y más representativos de cada destino. Sin embargo, el anuncio del que hago mención, es tan discriminatorio como el formato en el que fue filmado, y eso es lamentable. El anuncio publicita a México y el slogan dice algo como "Conoce México de Verdad", fondeado con música de película de acción y escenas trepidantes. Va, se las compro, pero de pronto, salen escenas de personas de evidente nivel económico (notese no socioeconómico, económico a secas) alto, siento atendidas por personas evidentemente indígenas, con las pirámides detrás y el spa y cualquier cantidad de cosas que no cualquiera puede pagar.

Claro que es México de verdad, la gente nativa de este país exótico le atenderá como rey y cumplirá sus más finos caprichos. ¡Por favor!

Cuento contigo